Odio dignissimos blanditiis qui deleni atque corrupti.

d

The Point Newsletter

    Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

    Follow Point

    Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

    Whisky irlandés con toque mexicano

    La famosa crema irlandesa de whisky Baileys, nuevamente sorprende con una edición limitada sabor a churros, en alianza con la emblemática Churrería El Moro, ubicada en la Ciudad de México.

    D

    esde que Baileys llegó en 1974 con Baileys The Original, al paso del tiempo ha desarrollado nuevos sabores, como Creme Caramel, Mint Chocolate y Coffee, entre otras delicias, ampliando de esta forma el número de seguidores; incluso lanzaron las paletas de helado sabor Baileys, también de edición limitada.

    Ahora el proyecto más reciente de Baileys consiste en resaltar un tradicional sabor como lo son los churros de El Moro, que abrió sus puertas en 1935, y desde entonces ha deleitado a los capitalinos con su especialidad. El resultado de la fusión entre la clásica crema irlandesa de Baileys y el auténtico e icónico sabor a churros de El Moro, es una mezcla única y deliciosa, digna de ser saboreada.

    La Churrería El Moro debe su nombre al apodo que tenía un hombre de ascendencia árabe que vendía churros en las fiestas del pueblo natal de Francisco Iriarte —Elizondo, España—, fundador de la churrería

    Para Juan Pablo Molinar, Embajador de Baileys México, la constante búsqueda de la marca por innovar en sabores y mezclas que buscan sorprender a los seguidores de Baileys, con propuestas irresistibles, ideales para consentirse y disfrutar de un dulce capricho. “En esta ocasión, estamos felices de aliarnos con una marca de gran tradición como lo es Churrería El Moro, para desarrollar esta edición limitada que se trata de la colaboración de dos marcas icónicas para crear una mezcla deliciosa. Podemos decir que somos #Culpables de generar una alianza que ¡nos salió de churro!”, explicó orgulloso Juan Pablo Molinar.

    1933

    Francisco Iriarte emigra de Elizondo, España, a la Ciudad de México, y coloca un carrito para vender churros en el Zócalo.

    1935

    Se instala La Churrería El Moro en el #42 de la entonces llamada avenida San Juan Letrán, hoy Eje Central, en el centro de la Ciudad de México, donde permanece hasta la fecha.

    1940

    Francisco Iriarte fallece, pero sus hermanos José, Santiago e Ignacio se mudan a México desde España para continuar con el legado.

    Por su parte, Francisco Iriarte, vicepresidente de Churrería El Moro, compartió que esta asociación de sabor representa la perfecta fusión de la tradición mexicana con una marca global, una bebida edición limitada diseñada para aquellos que disfrutan de dulces sabores.

    Leave a comment

    Add your comment here