Odio dignissimos blanditiis qui deleni atque corrupti.

d

The Point Newsletter

    Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

    Follow Point

    Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
      /  Wellbeing   /  Beauty   /  Pop de color

    Pop de color

    Fundada en 2008, IDIP, es catalogada como la mejor escuela de maquillaje, imagen y personal shopper en el país. Se ha consolidado como el sitio perfecto para aprender sobre las últimas tendencias en maquillaje y moda a nivel internacional y, ofrece a sus alumnos, una variedad de diplomados y especialidades, así como certificaciones de validez internacional.

    ¡Levanten la mano todas las personas apasionadas del maquillaje y las víctimas de las compras compulsivas de productos de belleza!

    La industria del make-up es toda una experiencia, un mundo de estilos y técnicas por descubrir, que en los últimos años su consumo ha crecido exponencialmente gracias a las excelentes estrategias de marketing. Desde la llegada a México de marcas que sólo se venden en tiendas especializadas para maquilladores, exclusivos empaques de edición limitada, y celebridades que han lanzado su propia línea como Rihanna, Jeffree Star y Kylie Jenner, son cosméticos convertidos en objetos de deseo.

    ¿Qué decir del contenido y la influencia que las plataformas digitales transmiten hacia las audiencias a través de famosos tiktokers y bloggers de belleza por medio de tutoriales?

    Aunque 2020 fue un año caótico en el que las actividades y la rutina se detuvieron, las tendencias en maquillaje fueron un boom y tal es el caso de los delineados gráficos, perlas y pedrería en aplicación de ojos. Muchas cosas llegaron para quedarse y para aquellas personas y empresas que supieron transformar la adversidad hacia una oportunidad de crecimiento, no todo fue malo, tal es el caso de IDIP —Instituto de Diseño de Imagen Profesional— que innovó su plataforma de cursos en línea.

    Actualmente con tres sedes —Polanco, Satélite y Querétaro— las instalaciones de IDIP se caracterizan por brindar amplios espacios para llevar a cabo los talleres, tanto de teoría, como la parte práctica. Aunque por cuestiones epidemiológicas las clases presenciales todavía no están de vuelta, IDIP Online es la alternativa perfecta para cursar los talleres, con la posibilidad de observar las clases, cuantas veces sea necesario, para ensayar las técnicas de aplicación y al finalizar el curso, tras tener la totalidad de tareas cubiertas, obtener un diploma de certificación.

    Sin duda los profesores de IDIP, conocidos como Masters, son personas que se distinguen por su amabilidad, paciencia y grandes conocimientos sobre moda y maquillaje profesional, perfeccionamiento de ojos, preparación de piel, entre otros temas. Al cursar un curso con ellos, los alumnos aprenden tips sobre cómo armar un kit profesional de maquillista, cuestión básica de protocolos e higiene, preparación de piel y uso de material como brochas, espátulas, pigmentos, etc.

    El Instituto de Diseño de Imagen Profesional —IDIP—, festejará en julio su décimo tercer aniversario, en el que el cúmulo de logros y retos superados, enmarcarán un año más de posicionarse como el mejor sitio —presencial y digital— que transporta a los estudiantes a un mundo mágico donde la creatividad es ilimitada.

    Pasión compartida

     

    Bien lo dijo Walt Disney, “si lo puedes soñar, lo puedes lograr”,  es una frase que incita a romper los límites de lo imposible e inspira a poner el alma en aquello que más deseamos.

    Fundada en 2008, IDIP —Instituto de Diseño de Imagen Profesional — nace de la creatividad y el gusto por el maquillaje, imagen y moda de tres hermanas que, aparte de ser las mejores amigas entre ellas, sentían la necesidad por compartir con la comunidad sus conocimientos y que estos impulsaran a nivel emocional el sentir de varias mujeres.

    Fernanda Rosas, Directora de IDIP Maquillaje, es egresada de la carrera de psicología y una de sus más grandes experiencias, previo a dedicarse de lleno al mundo del maquillaje, fue impartir clases a niños y jóvenes; disfrutaba la dinámica de enseñar y compartir con sus alumnos. Atenta por siempre lucir un estilo juvenil y elegante, comenzó a recibir halagos sobre su arreglo personal, especialmente por la manera en que se aplicaba el maquillaje, empezó a hacer pequeños grupos para enseñar a las personas a maquillarse y se planteó la posibilidad de realizarlo de manera recurrente, con el procedimiento y espacio adecuado.

    El concepto sobre desarrollar asesorías y cursos para empoderar emocionalmente a hombres y mujeres se fortalecía cada vez más y, fue cuando Fernanda invitó a sus dos socias y hermanas, Ana —Diseñadora Gráfica— y Marimar

    —Economista—, a participar en el proyecto; emprendieron sus estudios en España y se especializaron en imagen, moda, diseño y personal shoppers.

    IDIP inició con talleres y asesorías sobre imagen personal y empresarial, fue la escuela pionera en preparar a las personas y convertirlas en personal shoppers. Se trata de una profesión que se basa en el estilo, analiza los tipos de rostro, tipología de cuerpo y estaciones cromáticas —primavera, verano, otoño e invierno—, así como los rasgos de estilo y personalidad.

    Conforme pasaron los meses, se impartieron talleres a un grupo reducido de personas sobre maquillaje social, luego, las técnicas para aprender maquillaje editorial, televisión y aerografía. Al día de hoy se cuenta con un amplio portafolio de más de 20 cursos, entre ellos, producción de estilos y fotografía básica para maquillistas.

    Pioneros en belleza

     

    Enfocados en formar especialistas exitosos en campo y líderes en su área, fomentando la innovación, empatía y trabajo en equipo, como sus valores principales, IDIP creó en 2008 un sistema educativo que ha sido duplicado por la competencia.

    Con más de 8,000 alumnos egresados, es la primer academia en toda Latinoamérica, desde 2018, en pertenecer y ser avalada por IMA —International Makeup Association—, organismo que otorga premios a la industria del maquillaje artístico y los inspectores califican personalmente el programa de estudio y técnicas de higiene de cada escuela que busque la certificación. Otras de las características principales a evaluar, son el trato al cliente y la eficacia en el trabajo: velocidad, seguridad, creatividad, difuminación y aplicación de trazos perfectos.

    Para las personas que como yo, se declaran fanáticas del mundo de los cosméticos, porque aparte de ser fascinantes, te permiten expresarte libremente, pues puedes lograr looks tan dramáticos o naturales, como lo desees. Pero también ¿cuántas personas hay que no conocen cómo hidratar la piel previo al maquillaje o sobre los protocolos de limpieza en brochas, sombras y rubores?

    IDIP participa y patrocina diferentes eventos durante el año como son pasarelas, showrooms, photoshootings y masterclasses. También dispone de excelentes relaciones con marcas de lujo, de las cuales alumnos y exalumnos se benefician de dichas alianzas por medio de workshops y descuentos en productos. Otra de las ventajas de estudiar en IDIP es el apoyo al talento egresado en la participación de prácticas profesionales y la oportunidad de realizar sesiones de maquillaje con fotógrafos profesionales, sin costo alguno.

    Como le mencioné anteriormente, IDIP es el sitio adecuado para introducirse al mundo del maquillaje ya sea automaquillaje, social o perfeccionamiento de ojos; también para inclinarse hacia algo más profesional como lo son las tendencias editoriales, maquillaje nupcial o caracterización.

    Es importante enfatizar, que México es un país arriesgado en cuestión de colores, cada vez es más frecuente el uso de la doble pestaña postiza, las cejas despeinadas, delineados cat-eye y novias que se arriesgan hacia un look menos convencional para celebrar el día más importante de su vida, en IDIP también se aprende sobre las tendencias más recientes, las cuales se integran a los planes de estudio y estos se actualizan constantemente.

    A, B, C del maquillista

     

    El curso de maquillaje profesional que consta de 12 módulos, se aprende sobre la estación del maquillista, el uso correcto de pinceles y brochas, los distintitos tipos de piel y cuáles son los primeros e ingredientes ideales, pues el objetivo, siempre será lucir un rostro sano: piel hidratada, cero oleosidad y la perfecta aplicación del maquillaje, ya sea líquido o en polvo, para retenerlo en el rostro por largas horas.

    La clase de colorimetría es de las más divertidas, entender los fundamentos del color y qué color de piel combina mejor con ciertos colores del círculo cromático. También se analiza el maquillaje de transparencias, técnicas de visagismo —contouring—, uso de iluminadores, rubores e iluminadores. Sin duda la técnica de ojos es de las más complejas de aprender, pero con la práctica todo es posible y el resultado es satisfactorio.

    Son siete los distintos delineados que se aprenden a trazar, entre ellos el pin-up, tradicional y cat-eye; para terminar de enmarcar la mirada, los tips para maquillar la ceja son los mejores y es donde se aprende que “las cejas son primas, no hermanas”, por ende, el maquillaje de la cejas no siempre dará el mismo resultado y estas se pueden lucir despeinadas al estilo emplumado.

    De los módulos favoritos son cómo aprender a maquillar labios rojos y qué debe incluir el kit del maquillista, al igual que la aplicación de pestañas postizas y smokey eyes. La metodología del curso obliga a los estudiantes a practicar al finalizar cada uno de los módulos y aplicar la teoría a modo personal o en alguien más.

    La limpieza e higiene en el material de trabajo es una de las premisas que más se enfatizan, pues la desinfección y limpieza profunda de brochas y pinceles es el 90% del resultado de un excelente trabajo en rostro.

    Comparte la nota en tus redes:

    Leave a comment

    Add your comment here